¿Cómo lograr clientes leales a tu marca?

Todos sabemos que es más difícil retener un cliente existente, que ganar uno nuevo. ¿Entonces qué podemos hacer para lograr que los clientes que tenemos continúen siendo fieles a nuestra marca?

Lo primero que debes saber es que los clientes no compran sólo tus productos o servicios, sino que compran los que éstos representan, los valores que hay detrás de tu marca, y el estilo de vida estos representan.

A continuación compartimos contigo algunos consejos para aumentar la lealtad de los clientes con tu marca:

1. Ponerse en los zapatos de tus clientes

El primer paso para lograr la fidelidad de tus clientes es saber más de ellos. Estudia bien a tu cliente para conocerlo mejor. Revisa ¿Cuáles son sus necesidades y aspiraciones? ¿Cuáles son sus intereses?

Para lograr clientes fieles a tu marca es importante alinear tus productos y servicios, con las necesidades de tus clientes, eso sólo lo lograrás conociéndolos bien.

2. Haz que tus clientes se sientan queridos

Ahora que ya conoces a tu cliente, tienes que trabajar para mantener y fortalecer el vínculo.

Un cliente que compra por segunda vez, busca ser tratado como un cliente especial. Agrégale una nota en su pedido, recomiéndale usos de tu producto. Hazle saber que su compra es importante para tu negocio.

Cuando te contactes con tu cliente ten en cuenta que un servicio personalizado ayudará que tu cliente se sienta especial e importante. Cuando te contactes con él asegúrate de llamarlo por su nombre y conocer su historial de compra.

Esta siempre pendiente de tus clientes,  cuando vuelvan a comprar, haz que  se sientan bienvenidos, de modos que la experiencia con tu producto / servicio sea grata, sorprendente e innovadora.

3. Entregar un buen servicio al cliente

Un buen servicio ayuda a que tus clientes tengan una buena experiencia, fortaleciendo su lealtad con tu marca.

Esfuérzate por mantener a tu cliente feliz a lo largo de todo el proceso de compra y después de la venta. Responde a tiempo sus consultas, resuelve de manera oportuna cualquier problema que pueda surgir y recuerda siempre utilizar un tono cálido y amable con tu cliente.

Conoce a tus clientes, y fortalece tu relación con ellos, ofreciéndoles un buen servicio y recordándoles los valores que tus productos representan, esto te ayudará a mantener un vínculo sólido con ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *